VIERNES 21
SEPTIEMBRE

5:11 hs


« VOLVER  
"Basílica de San Ponciano" por Noé Zenón Suárez

14 de noviembre de 1897, inauguración del altar del Sagrado Corazón de Jesús, en San Ponciano, La Plata.


Aquí una historia, y un cuadro como tantos, que ha sobrevivido al paso del tiempo y llegó desde el pago de Magdalena, con un valor que solo le da, el de ser testigo una familia en un tiempo y un lugar, de un presente que ha pasado, que no se repite, y seguro llevará al lector a sus recuerdos. Además es la zona de tierras donde residieron mis antepasados más cercanos, testigos del poblamiento y el progreso, que llevó al nacimiento de la capital de nuestra provincia allá por 1882, luego de tantas marchas y contramarchas, cuando se pensaba una ciudad para asentar la capital de la provincia, entre ellas estaba Dolores, pero se eligió a Ensenada, con la idea de hacer una nueva ciudad a poca distancia de ese lugar, así nace LA PLATA; se cuenta, que el nombre se lo debemos al poeta y escritor José Hernández Pueyrredón, autor del Martín Fierro, apellido de una de sus bisabuelas, Beatriz Teresa Plata, además de ser un nombre que viene desde la conquista y evangelización, en busca de plata en la región, de una historia fabulosa de la leyenda del Rey Blanco en el Plata.
Haciendo memoria, recordemos que de todo ese movimiento de progreso y avance en el cruce del Río Salado desde el pago de la Magdalena, va a nacer Dolores, y en su mayoría, los que vinieron a la fundación del Curato en 1817, y 1818, en la ranchería que daba el comienzo de la ciudad de Nuestra Señora de los Dolores, eran de ese glorioso lugar. Apellidos de los que desciendo, como Rodríguez, Llanos, Suárez, De la Vega, Gómez de Saravia, Martínez, Sayago, Quintana, entre otros, afincándose algunos luego, en el naciente pueblo. Además, los vecinos en aquel pago, pobladores con mi familia, como: Otamendi, Fernández, Miguens, Hamilton, Bello, Mármol, Bolino, Villegas, Molina, Chaves, Escribano, Piñeyro, López, Clark, Romero, Gibson, Cufre, Benavente, Arce, poblaban y civilizaban esos lugares, no los únicos, algunos emparentados con nosotros, y otros, fueron testigos de bautismos, como Don José Benito Miguens, o Don Diego Chiclana, por nombrar algunos de ellos, casi todos con residencia en la ciudad colonial de Buenos Aires.
Tampoco estoy olvidando a Don Ramón Lara, que era Rodríguez, y el sobrino de Doña Petrona Rodríguez Palavecino, el Padre Francisco de Paula Robles, según tengo entendido; estaba a cargo del Curato, además los acompañaba Don Luís Piedrabuena, que supo administrar campos en la familia Rodríguez, y socio, por Chascomús, y también radicado en Dolores; y si miramos el mapa durante el poblamiento del sur y oeste provincial de Buenos Aires, verán esos apellidos por todas partes, y algunos le dieron el nombre a un partido provincial, o a un pueblo.
Volviendo a lo que me ocupa, luego de dar un corto panorama de esa zona muy cara a mis sentimientos, en años muy cercanos a la fundación de la Capital de la Provincia de Buenos Aires, en parte de las tierras de Don Martín José Iraola, heredadas de su padre, Gerónimo; acontecía en el año 1897, la inauguración del Altar del Sagrado Corazón de Jesús en la Iglesia de San Ponciano, en la ciudad de la Plata, aquel 14 de noviembre de ese año.
La reliquia, que ha guardado mi familia Suárez Rodríguez, y tengo, de aquel acontecimiento único y sagrado que vivieron. Reza en el cuadro: “Yo bendeciré las casas en que la imagen de mi corazón sea expuesta y honrada”, (palabras del Sagrado Corazón de Jesús a la Beata Margarita Alacoque.), fueron padrinos y madrinas: Dr. Miguel Esteves Saguí, Dr. Santos Molinari, María M. de Massa y Mercedes F. de Ortíz de Rozas.
En esa Iglesia, la Primera de la Ciudad de la Plata, allí se cantó el primer Tedeum conmemorando el primer año de la ciudad, proyecto del arquitecto Don Pedro Benoit, allí está la imagen de Nuestra Señora de Luján, tallada en madera, donación de Monseñor Nepomuceno Terrero y Escalada, que fuera segundo Obispo de la Diócesis de La Plata, pariente de los Escurra, el que dio la bendición al pueblo de Santo Domingo, asistido por Monseñor Escurra, partido de Maipú, del viejo Monsalvo, cuando se inauguraba la Iglesia en 1910. La casa de mis abuelos Suárez y Rodríguez allí, es de esa fecha, casualmente, que edificara la familia Escurra para ellos, que luego venden; la estancia Santo Domingo les quedaba como una legua al Sur, la nueva se hace detrás de la estación ferroviaria.
La piedra fundacional para la iglesia de San Ponciano, se puso el 12 de junio de 1883 y fueron padrinos Don José Dardo Rocha, fundador de la ciudad y de la Basílica, y su esposa Doña Paula Arana; Don Santiago Luro, hijo de Don Pedro Luro, al año dona el Altar Mayor de estilo gótico.
San Ponciano Papa, fue el Mártir católico asesinado a latigazos en el año 235 del que era devoto Don Dardo Rocha, que eligió como patrono de la ciudad, y se relaciona, con la muerte de su hijo Ponciano a pocos meses de la fundación de la Plata; el primero que estuvo a cargo de la parroquia fue el Obispo Don Mariano Antonio Espinosa.
Esta Basílica se encuentra situada en la calle 48 entre 5 y diagonal 80 de la ciudad capital de nuestra querida Provincia de Buenos Aires, LA PLATA.

Noé Zenón Suárez Casielles.



Enviar comentario
Todos pueden comentar esta nota! Queremos que nos dejes tu opinión. Para eso, es necesario estar registrado a eldolorense.com. ¡Registrate GRATIS! - Ingresar

Comentarios de lectores
Por el momento no se han ingresado comentarios sobre esta noticia.

 

 

El Tiempo Dolores

 
 







 

eldolorense.com no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. eldolorense.com se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.
Publique Aquí  |  Formulario de Contacto  |  Datos Útiles

© Copyright 2008-2018 / Diario Digital / Todos Los Derechos Reservados / Desarrollo & Hosting: Web Matter Argentina