DOMINGO 19
NOVIEMBRE

5:37 hs


« VOLVER  
"El gato blanco, cola de plumero", carta de un lector

(Foto meramente ilustrativa).


En esta historia hay mucho de misterio, por llamarlo de alguna manera, no sé si es la palabra adecuada, pero supongamos que sí.
La historia comienza con una visita al campo, algo que era rutina y disfrute al mismo tiempo, por compartir y además ver lo que pasaba en el lugar.
Mi hijo menor cuando llegaba, casi siempre hacía una recorrida por los alrededores de la casa, digamos, galpones, chiquero de los chanchos, casa de los perros, corral de ovejas, el monte mismo, entre tantos lugares.
Entonces, como les voy contando, escondido por ser bastante arisco, encuentra un gatito, entre otros más civilizados, o mejor llamarlos, más mansos.
Pero al observarlo, lo nota raro, como enfermo, y muy arisco a pesar de poder moverse poco, lo observa y le da un poco de tristeza de verlo así, pero sigue su rutinaria caminata por todos los lugares que le llaman la atención, como lo hace siempre.
Cuando llegamos de vuelta a Dolores, ya en nuestra casa, evaluamos hechos del viaje, o, mejor dicho, en la charla habitual, me cuenta sobre el gato que le había llamado la atención por su apariencia de enfermo o algo así.
Entonces, me dice al otro día, que le preocupa la situación del gatito blanco y que le parece, que, de no mediar en su auxilio, se iba a mor.
De nuevo, a la tarde vuelve sobre el tema, y me dice, qué, si no lo íbamos a buscar, tal vez moriría. Poca alternativa tenía yo, ante su planteo, y entonces lo invito para ir al campo y traerlo.
Salimos en el auto para rescatar ese gato blanco, va, blanco por qué era blanco, pero cuando lo veo, tiraba a negruzco; y bastante chúcaro el pobre.
Puesto en una caja, emprendemos el regreso rumbo a Dolores, y una vez en la ciudad, lo haría ver con el veterinario.
Cuando llegamos, lo primero que hizo, ya el pobre estaba bastante grave. El veterinario le da una inyección y le receta un pulguicida, porque ese color amarronado, era sangre de las picaduras; y le da algo para los parásitos.
Al ver el cuadro, yo pensé, si pasa esta noche, con lo débil que está y los remedios de cura, el gato se salvaría, pero era dudoso el panorama.
Sí, amaneció vivo, y tratamos de que tomara leche, casi de prepo, y fue mejorando, al otro día ya caminaba otra vez, y así, fue mejorando despacio; el ataque de pulgas que lo habían invadido a él, y no a los otros gatos, era casi fulminante.
Mi hijo salvó al gato blanco, fue creciendo y se fue poniendo cada día más lindo, pero siempre arisco el pobre, yo diría que hasta hoy, que ya se ha entregado a la civilización, duerme sobre los sillones y ni siquiera le molestan los ruidos, sabe que absolutamente nadie lo molestará y si lo hacemos es para acariciarlo, pero como les digo, recién se deja acariciar, este chúcaro gato blanco, que come alimento y solo carne sin grasa, cuando la picada viene cargada del ingrediente graso, la rechaza, parece que cuando uno mejora, se pone delicado, o, será para cuidar su salud y mantener su silueta felina.
Responde al nombre de Zafi, y que cuando entran visitas desaparece. Podemos afirmar, que se salvó de una muerte segura, de no mediar mi hijo.
Nada de palabras, las conclusiones son de cada lector, al visualizar la imagen que acompaña el presente relato.

Noé Zenón Suárez Casielles-2017.



Enviar comentario
Todos pueden comentar esta nota! Queremos que nos dejes tu opinión. Para eso, es necesario estar registrado a eldolorense.com. ¡Registrate GRATIS! - Ingresar

Comentarios de lectores
Por el momento no se han ingresado comentarios sobre esta noticia.

 

 

El Tiempo Dolores

 
 









 

eldolorense.com no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. eldolorense.com se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.
Publique Aquí  |  Formulario de Contacto  |  Datos Útiles

© Copyright 2008-2017 / Diario Digital / Todos Los Derechos Reservados / Desarrollo & Hosting: Web Matter Argentina